OPOSICIÓN

Tobías el Amonita, que estaba a su lado, dijo: «¿Qué? están construyendo, incluso un zorro trepando sobre él ¡derriba su muro de piedras!»

Otra versión dice: «Y estaba junto a él Tobías amonita, el cual dijo: Lo que ellos edifican del muro de piedra, si subiere una zorra lo derribará» —Nehemías 4:3

¿Qué haces frente a la oposición? Si es fácil dejar que se oponga un león cuando estoy del otro lado de la reja o muro; pero otra sensación de que me destripará si es solo frente a él. Otras veces si es fácil de arremeter y defendernos lanzando un contraataque a la persona que se opone a nosotros.

Quizás lo más difícil de todo es perseverar, con sabiduría hacer la guerra retroceder, presionando a través de la oposición.

Tal vez recuerdes que el corazón de Nehemías se había roto. cuando escuchó la noticia de que su ciudad natal yacía en ruinas. Él se fue a casa y buscó su propia restauración frente a la situación de ruina. Pero no pasó demasiado tiempo en ese proceso, se lanzó a la tarea de reconstruir y una vez sacó el pie para caminar en la visión; se encontró con la oposición. No lanzó insultos, tampoco se fue a los puños o lanzó una flecha, tampoco se sintió hundiéndose en la derrota.

En cambio, encontró la fuerza para perseverar. Hizo suyo el secreto de la oración, y esta arma fue la primera que cuando los críticos alzaron la voz. Cuando buscas tener un impacto positivo, lo harás siempre, pero te aseguro que encontrarás oposición. La oposición viene internamente, así como tú experimenta dudas sobre ti mismo y te encuentras distraído. La oposición viene externamente cuando escuchas las voces de los críticos e interrogadores.

Si la oposición es interna o externa, el camino de la perseverancia comienza con la oración. Es cuando oramos que Dios nos recuerda la urgencia de lo que somos haciendo y encontrando la fuerza para seguir haciéndolo.

Dios, ayúdame a perseverar frente a las oposiciones que se levantan contra mí. Recuérdame la urgencia de mantenerme enfocado en el final de la carrera, gran cuadro y priorizando el cuidando de los míos y lo que me has dado para cultivar, construir y conquistar. Recuérdame la importancia de mostrar tu amor en mi barrio y no dejarme distraer por las diversas fuentes de oposición. Recuérdame de lo mucho y más importante que hay en juego, como para perder mi carrera por un obstáculo a superar. Amén.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: