VALIOSO

«Pero de ti, Belén Efrata,
pequeña entre los clanes de Judá,
saldrá el que gobernará a Israel; Miqueas 5:2

¿Cuál expectativa tienes de tus aspiraciones de vida aún cuando la cultura te limite o pueda mirar como insignificante? https://www.tiktok.com/t/ZTR4t9mSV/

Cuando el pueblo de Dios fue exiliado, completamente solo y enfrentaba la incertidumbre económica, Isaías pronunció palabras de esperanza. El profeta Miqueas también predijo un gobernante en Israel cuyo origen es de tiempos remotos. Las palabras de estos profetas trajeron esperanza a una comunidad que esperaba días mejores.

En los tiempos actuales, sus palabras aún ofrecen esperanza a un mundo lleno de caos. Para los que somos minorías o pareciera que somos insignificantes. Durante el Adviento, mientras esperamos el nacimiento de Jesús, celebramos la redención, libertad y esperanza que nos trae.

Belén fue considerada históricamente como
pequeña entre los clanes de Judá. Sin embargo, el profeta Miqueas predijo,
«…pequeña entre los clanes de Judá,
saldrá el que gobernará a Israel;

Belén puede no haber sido uno de los lugares más populares en la época en que nació Jesús.
Sin embargo, tenía una historia orgullosa y rica. Belén fue el lugar de nacimiento del Rey David.

Pronto sería el hogar de un nuevo rey. Fue en Belén donde Jesús nació en las afueras en un
pesebre porque no había lugar en las posadas. Su nacimiento al aire libre conecta a Jesús con
las personas extranjeras y la comunidad marginada como las personas mas vulnerables, oprimidas, pobres y las personas sin hogar.

Te dejo estas preguntas para reflexionar:
Mientras que la sociedad a menudo ve a las personas extranjeras como insignificantes, Dios siempre los ve valiosas. ¿Por qué?

¿Cómo influye el hecho de saber que Jesús era un extranjero en Belén con la forma en que
debemos ver nuestra cultura o las comunidades minoritarias?
¿Cómo es posible para alguien de origen humilde avanzar hacia una vida de prestigio?

Señor permíteme mantener mi rumbo de crecimiento. Gracias por mi origen y cultura, gracias por las raíces o trasfondo sencillo y humilde. Sigue manteniéndome enfocado en tu identidad y cómo me ves, valioso y en el camino de bien que me haz reservado. Dame las fuerzas para superar el rechazo, los mensajes y gestos de la cultura para hacerme sentir insignificantes. Soy tuyo y confío en medio de estos tiempo de crisis que estás conmigo libertándome de temores y llenándome de esperanza. Te amo Jesús. Amén.

DOLOR Y ALEGRIA

«Él enjugará toda lágrima de sus ojos, y no habrá más muerte ni tristeza ni llanto ni dolor. Todas estas cosas se han ido para siempre». -Apocalipsis 21:4 NTV

Como seguidores de Jesús, es importante que vivamos con esperanza sin importar nuestras circunstancias.

La esperanza que tenemos en Jesús nos lleva a algo como lo que escribió Juan en Apocalipsis. Vio una imagen sin más tristeza, solo pura alegría.

La tristeza es parte de los momento de vida. El gozo es una experiencia superior de satisfacción y placer que disfrutamos mucho. La pregunta es, ¿cómo empezamos a vivir en esa realidad ahora mismo? ¿Y cómo animamos a nuestros hijos y a quienes sufren a entender eso también?

A una edad relativamente temprana, la mayoría de los niños adquieren el concepto de alegría y dolor. Cuando se caen y golpean, ahí experimentan el dolor y luego se paran y siguen riéndose. Un interesante ejercicio es que imaginemos cómo sería tener un mundo donde no haya más dolor, sufrimiento o tristeza.

Si te pidiera que revirtieras ese dolor ahora, que pudiera uno evitar sufrir por algo que bueno sería. Pero no podemos evadir la vida como llega u otros nos hacen llegar cargada de dolor.

Pero si ahora te pidiera que describas cómo es el verdadero gozo para ti. Podría ser algo serio o algo tonto. Pero la idea es conseguir que miremos en forma diferente ese cuadro, acostumbrarnos a pensar de forma futurista: imaginar un futuro sin nada más que alegría y luego comenzar a vivir en ese futuro ahora mismo.

Así es como puede verse la esperanza en Jesús. Cuando el sufrió por nosotros en la cruz cargó el peso humano del dolor. Ahora El nos consuela y nos conforta con su gozo divino sobrenatural.

¡Se creativo! Anticipa con fe lo que viene y cree por gozo para tu vida y levanta la esperanza. Dios, desarrolla una mayor esperanza dentro de mí para ver mi entorno con ojos de gozo, para ver venir tu Reino y que se haga tu voluntad en la tierra ahora como en el cielo. Ayúdame a imaginar un futuro más lleno de puertas abiertas al gozo y contribuir a un mundo que procese su dolor con el consuelo de Cristo. Amén

DIOS ORDENA MIS PASOS

¿Te has preguntado alguna vez te por qué los acontecimientos se han desarrollado de esta manera a lo largo de tu vida, ya sea larga o corta? ¿Alguna vez has dudado si estabas en el camino correcto?

Hay una sabia historia sobre alguien que le pregunta a un residente local cómo llegar a otro destino. El nativo lo mira y le dice: “No se puede llegar desde aquí”.

Escultura “La Trinidad”. Expo NEÓN POBRE, Galería Ciudad de La Habana, 1993.

En un sentido muy real, mi caminar estos 50 años refleja eso, en especial cómo pastor y misionero e inmigrante. No podría haber llegado a cada nueva etapa de mi vida vocacional y profesional sin ir primero a otro lugar, en Cuba, Perú y Estados Unidos. Dios nos ha ordenado los pasos cuando a menudo no sabemos a dónde vamos a llegar, un cambio de plan o contingencia, un trabajo que no habría considerado en ese momento o si las circunstancias no me hubieran señalado en esa dirección.

Lo que me lleva a mi conclusión: Ya sea que nos demos cuenta en ese momento o no, Dios ordena para Sus hijos cada paso que dan en la vida, profesional y personalmente, a partir de Su gran sabiduría y plan especial y propósito para nosotros. Aquí hay un par de principios que se desprenden como aprendizajes en el camino:

Confiar, aunque no sepamos el camino. Es cierto que a menudo me preguntaba por qué se cerró esta puerta hacia Puerto Rico y se abrió hacia Perú. Porque este canal y no aquel otro, por qué no se me presentaron oportunidades para las que me sentía completamente calificado o por que no haber llegado a la edad de 19 años a los Estados Unidos cuando lo visite por primera vez.

Después de entender los diseños soberanos para mi vida y que he confiado mi vida a Jesucristo por fe, descubrí que el Señor tiene un entendimiento mucho mejor que yo de lo que era mi hoja de ruta divina y es mejor para mí. El rey Salomón expresó: «Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar» (Proverbios 3:5-6 NTV)

Aferrarse a la fe ante la incertidumbre futura. Si hubiera sido por mí, mi vida y mi carrera cuando comencé en Santiago de Cuba como artista Escultor con mi exposición “Neón Pobre” habrían sido muy diferentes de cómo se desarrollaron. Por suerte, Dios sabía exactamente como artista divino cómo me había diseñado y cómo podía servirle mejor durante estos 25 años de ministerio. «Sólo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza» (Jeremías 29:11 RVC)

Escultura “Alfa y Omega”. Expo NEÓN POBRE, Galería Ciudad de La Habana, 1993.

Para meditar: ¿Qué personas o eventos específicos han tenido la mayor influencia para llevarte a donde se encuentra hoy? Si tuvieras la oportunidad, ¿qué cambios, si los hubiera, harías? ¿Y por qué?

Señor te confío una vez más mis pasos. Eres mi guía y amigo fiel del camino. Sigue abriendo las puertas y usando tus canales soberanos para encaminarme y llevarme de Egipto a Canaan, de Babilonia a Jerusalén para celebrar tu plan salvador y libertador. Gracias por guiarme y enviar tu nube o columna clara de protección para discernir los pasos siguientes correctos. Aquí estoy úsame para aún sin saber el próximo movimiento tuyo con mi vida y confiarte mi futuro en fe. Amén.

Escultura “El Camino con el Espíritu Santo”. Expo NEÓN POBRE, Galería Ciudad de La Habana, 1993.
Escultura “Mi Llamado”. Expo NEÓN POBRE, Galería Ciudad de La Habana, 1993.

Provisión

Ayuno Dia 6: Por provisión del Señor en todas las áreas de mi vida.

Una de las mayores preocupaciones del ser humano es el tema de la provisión diaria. ¿Qué comer?, ¿Qué vestir?, ¿Qué calzado puedo obtener?, ¿Cómo pagar ciertas deudas?, ¿Cómo cancelar la colegiatura de mis hijos?, en fin, son muchas interrogantes cuando se dinero se trata, pero solo Dios tiene una respuesta para cada una de ellas.Filipenses 4:19 Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Mateo 6:26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y {sin embargo,} vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas?

Salmos 81:10 Yo, el SEÑOR, soy tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto; abre bien tu boca y la llenaré.

Salmos 34:10 Los leoncillos pasan necesidad y tienen hambre, mas los que buscan al SEÑOR no carecerán de bien alguno.

Todo cuanto tenemos en nuestra vida viene del Señor, porque es él quien nos da todo lo que necesitamos para vivir en esta tierra, por tal razón es necesario que a través de la Palabra podamos entender que él es el dueño del oro y la plata.

Oración por provisión divina

Padre, gracias por tu amor. Hoy decido confiar en tus milagros aunque no los pueda ver aún. Creo en ti aunque no comprenda cómo vas a hacer este milagro que tanto espero. Reposo en tu soberanía, tengo expectativa de lo que viene.

Padre, gracias porque tu amor es tan poderoso para darme la confianza de descansar en él. Yo decido reposar en tu poder, creer en tu palabra y saber que, a través de la vida de nuestro Señor Jesús, tú trajiste la provisión necesaria para todas mis necesidades. Hoy decido creerte, descansar y estar a la expectativa de tu provisión sobrenatural.

Padre, gracias porque hoy comprendo que la provisión sobrenatural en mi vida se llama Jesús, en Quien habita todo lo que necesito. En Él lo tengo todo, lo recibo, creo y descanso en su poder.

Padre te doy gracias por tanto amor y cuidado; hoy, pongo en tus manos cada una de mis necesidades y confío que tu paternidad me cuida y suple todo lo que necesito. Gracias por todas las gloriosas riquezas que me has dado por medio de Cristo Jesús. Amén

Celebrando al Bebé

Casa Vida nació en Diciembre del 2018. Damos gracias a Dios por celebrar el 4to Aniversario.
El Verbo hecho carne

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

SER SALVO

¿Qué debo hacer para ser salvo?

25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. 26 Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. 27 Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido. 28 Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí. 29 Él entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas; 30 y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? 31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. 32 Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa. 33 Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos. 34 Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios. Hechos 16:25-34

Hay dos clases de personas. Los “salvos” y los “no salvos”. Jesús dijo: «dos caminos» y «dos puertas». Dos destinos eternos: el cielo y el infierno.

Juan 3:36- “El que tiene al Hijo, tiene la vida; El que…” Esto implica- Una conciencia de estar perdido en un camino que no te lleva a la vida verdaderamente.

¿Qué hizo que el carcelero se diera cuenta de que estaba perdido? No fue cosa fácil reaccionar frente a un terremoto y presos que pudieron escapar y ahí permaneció Pablo y Silas, para Testimonio al carcelero. El testimonio de Pablo y Silas fue decisivo y poderoso para que se diera cuenta que estaba perdido (v. 25)

En la década del 60, en Cuba crearon una versión campos de concentración llamadas Unidades Militares de Ayuda a la Produccion.(UMAP). Uno de sus objetivos era quebrar la fe de los cristianos líderes pastores. Mi padre casi es llevado a esta cárcel diabólica en noviembre de 1965. Lo fueron a buscar a la iglesia que pastoreaba, estaba dando un culto de Estudio bíblico. Les dijo a los guardias con sus rifles que cuando terminara el servicio los acompañaría. Luego, lo llevaron de la iglesia a la cárcel del pueblo y allá fueron varios hermanos a preguntar por qué lo detenían y terminaron cuatro de ellos en el calabozo hasta el siguiente día. Milagrosamente dieron una contra orden y los soltaron a todos incluyendo a mi padre Moisés.

Esa experiencia no fue así para muchos otros pastores que tuvieron que padecer por tres años el maltrato físico, moral y psicológico. Muchos otros allí se suicidaban, y ellos mismos tenía que enfrentar aquella escena de desesperación. Encerrados en aquel engendró diabólico como narra uno de los sobrevivientes de ese encierro el pastor Sergio. “Fue un FRACASO TOTAL, yo no conozco a ningún PASTOR DESERTOR , al contrario TODOS FUIMOS LIBERADOS CON UN COMPROMISO MAYOR CON CRISTO Y CON LA IGLESIA. De los demás (recogidos), salieron peores de lo que fueron al ser concentrados. Económicamente fue un desastre, pues no era rentable, por defecto de los responsables. La realidad que entre los Cuadros de mando muchos eran indisciplinados, violentos y de baja preparación. Muchos eran analfabetos e incapaces de Ayudar a Rehabilitar a muchos reclutados que ellos llamaban (LACRA SOCIA cómo le llamaban a artistas, homosexuales y religiosos pastores).. En realidad LOS PASTORES cristiano daban un elevado testimonio de fe y fidelidad a Dios, lo único positivo de nuestra tarea en AQUEL INFIERNO”

Esta experiencia nos lleva a Pablo y Silas. En una prisión oscura, oraron y alabaron a Dios. El Salmo 42:8 dice “…de noche su canción estará conmigo, y mi oración al Dios de mi vida.” Ellos alababan a Dios en medio de la circunstancia de crisis encerrados y vino el terremoto (v. 26) Frente a su desesperanza vino la sacudida que abrió las puertas de los calabozos. (v.v. 27-29)
El carcelero pensó en el suicidio. Hay una muerte por suicidio en los EE. UU. cada 12,3 minutos. El suicidio es la segunda causa principal de muerte entre las personas de 15 a 24 años en los EE. UU.

¡Quizás Dios te trae a memoria la fe firme a través del testimonio de otros, tus circunstancias o tu sensación de impotencia, y te has dado cuenta de tu pecado! O por tu testimonio que es obra del Espíritu Santo en ti ya sea para traer la convicción de pecado, justicia, juicio o ser testigos con poder.

Si estás preguntando, “¿Qué debo hacer para ser salvo?” Si estás buscando ser canal de bendición para que tus hijos, familia y amigos vengan a conocer a Cristo o regresen a casa salvos; nuestro texto de hoy proporciona la
respuestas a la mayor pregunta de la vida.

Tenemos que dar testimonio valiente y constante de que hemos creído en Cristo Jesús. Aquí está la gran respuesta (v. 31)

(v. 31) “…Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo, tú y tu casa”¡Es tan simple que muchos tropiezan con él! Note lo que Pablo y Silas no dijeron: “Vive una buena vida”, “Únete a una iglesia”, “Sé bautizado”. Ellos dijeron: “Creer en el Señor Jesucristo”

Y realmente ¿Qué significa “creer”? No es lo mismo que “fe” o “confianza” Efesios 2:8-9 dice: “Por gracia sois salvos…” ¡Cualquiera puede confiar! Pero Juan 3:16 dice: 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Creer es basado en la obra poderosa de la Cruz, su Gracia suficiente salvadora y no bajarse de esa Cruz y seguir con su gracia santificadora que nos perfecciona en su amor, aún en la noche oscura de circunstancia de encierro más injusta, inhumana y solitaria.

Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían (v. 25).

Según Hechos 16, Pablo y Silas se encontraron en un lugar desagradable cuando fueron encarcelados por hablarles a otros de Jesús. Pero la dificultad no enfrió su fe: «a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios» (v. 25). Su valiente canto generó la oportunidad de seguir hablando de Jesús: «le hablaron la palabra del Señor [al carcelero] y a todos los que estaban en su casa» (v. 32).

Es probable que la mayoría de nosotros no enfrente circunstancias tan extremas como las de Pablo, Silas o los pastores en la UMAP, pero todos atravesaremos situaciones desagradables. Ojalá que haya en nuestro corazón un cántico que honre al Señor y nos dé valor para hablar de Él.

¿Cómo te ayudó Dios la última vez que testificaste de Él en una situación difícil?
Los tiempos difíciles invitan a orar y alabar a Aquel que controla todas las cosas.

Señor, nos humillamos delante de ti, reconocemos que tu especialidad es salvar. Tú diste a tu Hijo para que tengamos salvación. Hoy, confiando en tu promesa. Espíritu Santo tú tienes el poder para cambiar vidas. Padre tu eres fiel y sabemos que tu Palabra es verdad y más cortante que toda espada de dos filos. Dame la firmeza de creer en ti aún en la noche oscura y circunstancia de encierro solo. En este día ponemos nuestras familias en tus manos, sabemos que para ti no hay imposibles. Hoy nos levantamos a pelear por nuestros hijos, por esos hijos que no te conocen para que tu amor los alcance y le abrace de tal manera que no puedan resistirte a ti.

Oramos también por la salvación de nuestros demás familiares y amigos declaramos que ellos también se volverán a ti sinceramente.
Señor reclamamos esa promesa que yo y mi casa serviremos al Señor. En esta hora reprendemos toda artimañas del enemigo que ha querido levantarse en nuestras casas, lo hechamos fuera en el nombre de Jesús y declaramos salvación, liberación y sanidad para nuestras familias. En el nombre que es sobre todo nombre, en el nombre de Jesús oramos. Amén

EL SANADOR DIVINO

“Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda.”

Jeremías 30:17

Te devolveré la salud y te sanaré de tus heridas, dice Jehová. Esta es una promesa poderosa para declarar y vivir la sanidad plena de Dios.

Una intervención de Dios especial. La pobre criatura está en un dolor desesperado; Ud y yo estamos clamando por salud; pero entra el Dios del amor compasivo, y mira el resultado.

Esta intervención es, ante todo, Divina. Solo el infinito Jehová puede hablar con ese gran Ego y decir: “Lo haré”, y de nuevo, “Lo haré”. Ningún médico humano digno de ese nombre hablaría así. Humildemente diría: “Trataré de darte salud; Me esforzaré por sanar tus heridas”; pero el Señor habla con la positividad de la omnipotencia, porque tiene el poder de hacer buenas Sus palabras.

Él habla, y se hace; Él manda, y se mantiene firme. Por tanto, cuando Dios diga: Yo te devolveré la salud”, la salud visitará al desdichado que yace a las puertas de la muerte. Cuando Él dice: “Yo te sanaré de tus heridas”, los dolores profundos y las heridas se cierran de inmediato.

Está intervención realiza una obra que es más completa, porque se encuentra con la doble intervención, El sanará tanto la enfermedad como la herida.

Dios nos sana por su misterio de gracia y poder. Como muestra esta afirmación, cuán soberanamente libre es esta promesa. No dice, “Te devolveré la salud si”—No, no hay “si”; y no hay mención de un pago o requisito. Aquí está la sanidad para nosotros. Jesús viene a darnos la salud sin dinero y sin precio, sin penitencia ni condiciones, sin trabajo ni mérito.

Estamos llamados a creerle a Dios y confesar el poder de Jesús sanador. Te animo a que te inclines y declares salud física, emocional y espiritual. A todo el que confesare sus dolores ante Dios, se le hace esta promesa hoy: “Te devolveré la salud y te sanaré de tus heridas”.

En nombre de Jesús te pido ser libre y saques todo lo que ha generado en mí una cadena de enfermedades. Señor remueve las enfermedades de mi cuerpo, y dame la sanidad, trasmiteme vida de tu Espíritu en nombre de Jesús. Señor en tu nombre echo fuera toda raíz de enfermedades que están en mi cuerpo, todo aquello que desencadeno bacterias, virus, en mi organismo en tu nombre declaro que salen ahora mismo, y declaro sanidad en mi cuerpo, en mi alma, y en mi espíritu. Me declaro san@ por tu promesa Te devolveré la salud y te sanaré de tus heridas para caminar en bienestar y trabajar en la obra, y en ofrecer mis dones para Tí. En el poderoso nombre de Jesús Amén.

VIVIR POR EL ESPÍRITU

Romanos 8:13. “Porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.”

Gálatas 5:24 “Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos”

Romanos 6:11-12. Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro. No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias.»

Estamos en una tensión constante entre dos fuentes con diferencias radicales. Dios nos llama a tomar acción y discernir la mejor opción para practicar entre las dos mentalidades. ¿Cuáles son las dos fuentes distintas controlándolas? ¿Qué respuesta al cautiverio de pecado es característica de aquellos que son guiados por el Espíritu de Dios?

Estos pasajes nos ayudan a poner atención y ser enfocados en escoger vivir según el Espíritu. En este versículo de Romanos 8:13 morir, hacer morir y vivir son asuntos espirituales, y no físicos.

Entonces se hace claro que el Espíritu, de hecho, es la forma mediante la cual Jesucristo mismo está en nosotros. Por medio del Espíritu Santo, Cristo está en ti. Y si Cristo está en ti, tu cuerpo es muerto a causa del pecado.

El problema es, que nuestros cuerpos todavía no han sido controlados por el Espíritu Santo. Como consecuencia, están en tensión inclinándose hacia el pecado que tanto nos aflige. Y el pecado que está en nosotros quiere prevalecer. Pero por eso enfatizamos la santificación.

Debemos hacer morir los hábitos del cuerpo, pero lo debemos hacer por medio del Espíritu. Por una parte, debemos tomar la iniciativa de hacer morir los malos hábitos del cuerpo; el Espíritu no lo hace por nosotros.

Por otra parte, no debemos hacerlo apoyándonos en nuestros propios esfuerzos sin el poder del Espíritu Santo. Aquí “hacer morir” en realidad es nuestra coordinación con el Espíritu que mora en nosotros.

Interiormente, debemos permitir que El haga Su hogar (Señorío de Cristo donde es Su Espíritu el dueño, no solo un huésped) en nosotros para que pueda dar vida a nuestro cuerpo mortal (v.11). Exteriormente, nosotros debemos hacer morir los malos hábitos de nuestro cuerpo para que vivamos. Cuando tomamos la iniciativa de hacer morir los hábitos pecaminosos de nuestro cuerpo, el Espíritu interviene para aplicar la eficacia de la muerte de Cristo a esos hábitos destructivos, y así matarlos.

No es el cuerpo en sí, sino sus hábitos contrarios a lo santo y puro en nuestra vida, lo que debemos hacer morir. El cuerpo necesita ser redimido (v. 23), pero hay que hacer morir sus hábitos. Estos no sólo incluyen las cosas pecaminosas, sino también todas las cosas que nuestro cuerpo hace aparte del Espíritu en una mala mayordomía de nuestra vida.

¿Cuál es el resultado de elegir vivir de acuerdo a la naturaleza pecaminosa? ¿Deberemos, entonces, elegir la vida?

La reflexión como hombre o mujer, padres, esposos o esposas, como joven o líder es que no podemos revertir el proceso de muerte. Es inevitable, nuestros cuerpos van a morir. Pero podemos negarnos a dejar que los miembros de nuestro cuerpo se conviertan en destructores de la vida nueva e instrumentos de pecado por la concupiscencias (Deseos desordenado del alma que producen placer en la conducta humana)

Podemos negarnos, por el poder del Espíritu en nosotros, a dejar que nuestros pensamientos nos lleven a desear lo destructivo. Ni que mis miembros sean utilizados para ese propósito. No tenemos que dejar que nuestros ojos vean cosas malas. Podemos decir que no. No tenemos que dejar que nuestras lenguas digan cosas malvadas, hirientes, sarcásticas y viciosas. Podemos decir que no a eso. No tenemos que dejar que nuestros oídos oigan cosas que son hirientes.

No tenemos que dejar que nuestras manos sean utilizadas para los propósitos equivocados. No tenemos que dejar que nuestras piernas y pies nos guíen a sitios donde no debiéramos estar. ¡Hemos sido hechos vivos en Jesucristo, y el Espíritu de Dios mismo vive en nosotros!

Padre, Tú me has hecho vivo por medio de Tu Espíritu. Enséñame a ceder a Él, enciende tu fuego en mi, refinando mi interior y sacando todo rastro de mi carne. Purifícame en mi carne y consúmeme en tu fuego transformador, no apagues tu fuego hasta ser un incienso grato. Quiero ser el reflejo de ti, en vez de ceder a mi carne. Ven y contrólame Espíritu Santo.

NO TEMAS

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”

Todos en momento determinado hemos sentido temor y en más de una ocasión nos hemos sentido solos. Hay momentos en la vida que pareciera que Dios se a escondido, esos momentos en donde por mas que oremos y oremos pareciera que El no nos escucha o por lo menos no quiere aún contestarnos.

Así que en medio de esos tiempos de desierto, donde pareciera un agotarse las esperanzas; no podemos negar que en medio de esos sequedales El nos envía mana y fortaleza. Es en medio de esos desiertos o de esos tiempos de silencio divino que podemos experimentar los mejores momentos delante del Señor.

En esos momentos es donde el viene como un viento apacible y nos susurra al oído: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”.

Están nos solo son lindas palabras de Dios para nuestras vidas, es Dios comprendiendo en su Encarnación en Jesucristo nuestra naturaleza humana. Por eso dice “no temas”, como si supiese que sentimos temor de lo que nos rodea, “no desmayes”, como que conociera nuestro corazón que cuando tenemos temor estamos propensos a desmayar. Es lindo es saber que “yo soy tu Dios que te esfuerzo”, pero es fortalecedor experimentar la revelación personal cara a cara de lo que te quiere decir a ti hoy. No es que yo quiera esforzarme, sino que es El ya en la cruz sobre el reposo el dolor sus venas lloraron por ti y por mi. Que es Dios mismo con nosotros en la tercera persona de la Trinidad, a través de su Espíritu Santo es quien me esfuerza,.

Y luego viene una promesa preciosa: “siempre te ayudare”, en pocas palabras confirmándote que estará ahí siempre aun cuando todo parece desierto.

Luego te dice: “siempre te sustentare con la diestra de mi justicia”, quiere decir que aun cuando nos encontremos en sequedales espirituales. El vendrá y nos sustentara, nuestra alma no morirá de sed de El, nuestro espíritu no se puede secar, pues El es la fuente de agua viva.

Amados, posiblemente estés pasando por momentos en los cuales pareciera que todo esta en tu contra, las fuerzas se agotan, tienes una sed espiritual tremenda y no encuentras nada en medio del desierto.

Bueno, es ahí en donde Dios propicia el momento idóneo para encontrarse contigo, para tener uno de esos momentos inolvidables en tu vida, en donde a lo mejor estarás derramando lagrimas y sintiendo como nunca su presencia.

Señor gracias por recordarme que tú me amas con amor eterno y jamás me has dejado. Se que cuando te busco de corazón, te encuentro, porque eres Fiel. Aun cuando soy infiel, tu permanece Fiel a mi y esta vez no será la excepción, así que confieso en el Nombre del Señor: No temeré, ni desmayaré, porque tu Dios eres mi Dios que sostienes y ayudas con tu gracia y amor.

¿Qué es el Adviento?

La época que comenzamos hoy dentro del calendario cristiano es el Adviento. Dentro del ciclo anual de este calendario cristiano. En ella está la manifestación de Revelación escritural, la Proclamación primero fue tradición oral, luego escrita, y recibida Vivencialmente por nosotros hoy de forma personal.

Este tramo de este ciclo llamado Adviento nos prepara para ser sensibles, para poner atención al gran regalo como el clima más esperado del misterio de la encarnación de Dios con nosotros en el Enmanuel de Belén. Jesús nació en un lugar físicamente, en la historia real y en una cultura como la Hebrea o Judía hace XXI siglos atrás.

¿Como nos preparamos para la Natividad? ¿Como se prepara el estudiante para un examen o como el deportista para su competencia?, si ellos se preparan para sacar un buen resultado. Entonces como lo debe hacer un cristiano ¿Debo prepararme para la llegada de esta sublime época del año en el correcto espíritu del nacimiento de Jesús?

Si hermanos y hermanos, debemos prepararnos intencionando más su piedad o disciplinas espirituales. La reflexión bíblica, silencio delante de Dios, el ayuno, la oración, la devoción diaria y confesión, el sacramento de la cena, y contemplación de su presencia y también dando pan alrededor de nosotros a los necesitados y en medio de nosotros como pueblo de Dios.

Esto es lo que por todos esos siglos la iglesia ha celebrado, el ADVIENTO es el llamado a recordar al que ya vino en la primera navidad, convoco a una comunidad de apóstoles y seguidores, murió y resucito y fue glorificado.

Pero a la vez nos dijo en Mateo 28:18-20 18 Acercándose Jesús, les dijo: «Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. 19 Vayan, pues, y hagan discípulos de[a] todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado; y ¡recuerden! Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin[b] del mundo[c]».

Hemos perdido el sentido de urgencia y de los tiempos de Dios. Cristo viene pronto, y mientras tanto que de mi entorno de influencia y lo que no son sus discípulos. Que discípulos estamos haciendo, solo de domingos, estas siendo bautizado por el Espíritu Santo o somos intoxicados por tanta información, entretenimiento, trabajos asfixiantes y planes personales urgentes.

Lo importante, no es lo urgente de la vida, para vivir como discípulos del camino y no del balcón, es constantemente disfrutar la pasión de la piedad y adoración que sirve a Dios con todas las fuerzas, corazón y vida.

Él dijo que era necesario que se fuera para que viniera el Espíritu Santo con nosotros.
“Pero Yo les digo la verdad: les conviene que Yo me vaya; porque si no me voy, el Consolador no vendrá a ustedes; pero si me voy, se lo enviaré”. (Juan 16:7) Tenemos al Espíritu Santo y la verdad es que no somos cuidadosos en tener esa sensibilidad de cuidar su presencia en nuestras vidas constantemente.

Adviento es provocarte REFLEXION para tu toma de ACCION frente al final de estos tiempos. Se conoce como un tiempo de hacer penitencia (católicos) preferimos decir preparación para que redescubramos estos textos y del misterio de la encarnación de Cristo Jesús. Quiero hacerte hoy una invitación al arrepentimiento, a ponernos a cuenta, a hacer cambios, a desear más el Bautismo o la llenura del Espíritu Santo, a consagrarnos a Dios nuevamente.

A %d blogueros les gusta esto: