RELACIONES

“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”. Este es el primer mandamiento y el más importante. Hay un segundo mandamiento que es igualmente importante: “Ama a tu prójimo como a ti mismo»» [Mateo 22:35-39 NTV]

Mientras que hombres y mujeres gastan su tiempo, talento y tesoro en estas tentaciones seductoras, sus «éxitos» a menudo se obtienen a costa del sacrificio de las relaciones. En lugar de construir momentos de recuerdos, se concentran en construir sus monumentos personales. Unos que pueden ser derribados y destruidos.

Mirando hacia atrás en nuestras vidas, mi esposa y yo nos damos cuenta de que nuestros mayores placeres se componen de los momentos que pasamos entre nosotros, con la familia y otros en varios lugares y países que servimos. Muchas veces recuerdo esas ocasiones y momentos valiosos de vivencia con mi esposa e hijas, con la familia extendida y hermanos y hermanas que han marcado momentos especiales en nosotros. Los monumentos, quizás, no tengan sentido, se desplomen, los destruyan o sean olvidados, pero los recuerdos no tienen precio.

Según la Biblia, solo hay dos cosas que durarán para siempre: las personas y la Palabra de Dios. Si elegimos pensar en lo temporal, podemos perder tiempo, talento y tesoros construyendo monumentos. Al elegir pensar eternamente, nuestro tiempo se emplea mejor en construir recuerdos que no se pueden derribar.

Mientras reflexiono sobre el curso de mi vida, descubro que todos mis recuerdos agradables se centran en las relaciones. Las Escrituras también se pueden describir como el libro de Dios sobre las relaciones: Su relación con Su pueblo escogido, así como la forma en que Él quiere que nos relacionemos unos con otros. Jesús lo dejó claro:

«Uno de ellos, experto en la ley religiosa, intentó tenderle una trampa con la siguiente pregunta: «Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante en la ley de Moisés?». Jesús contestó: “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”. Este es el primer mandamiento y el más importante. Hay un segundo mandamiento que es igualmente importante: “Ama a tu prójimo como a ti mismo»» [Mateo 22:35-39 NTV]. Aquí resumió los dos tipos más importantes de relaciones: nuestra relación con Dios, y luego nuestra relación con nuestro prójimo.

Entonces, ¿estás pensando en lo temporal o en lo eterno? ¿Estás construyendo monumentos o recuerdos?

Señor permíteme caminar invirtiendo con cuidado mi vida y valorando los momentos relacionales como algo muy importante. Déjame amarte por sobre todo por que eres el Padre Eterno y permiteme ser sabio para construir con mi tiempo, tesoro y talento los mejores recuerdos vivenciales que realmente importan para Ti. Amén.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: