¿Atrapado en la Espiral de la Negatividad?

Photo by Binti Malu on Pexels.com

Es grande la tentación de caer en una tendencia a ser negativo. La influencia y creencias que nos condicionan nos desafían. Entonces, ¿cómo podemos evitarla?

Una legendaria canción de Albert King, decía: «Si no fuera por la mala suerte, no tendría suerte en absoluto». En estos días, podríamos hacer una observación similar de que, si no fuera por las malas noticias, no tendríamos noticias. No necesitamos que nos recuerden la negatividad generada por la pandemia mundial. Los medios de comunicación parecen deleitarse con los informes de muertes debido al COVID-19, guerra, junto con los innumerables casos de personas hospitalizadas, refugiados, etc.

Pero esa no ha sido la única causa del ambiente negativo en el que vivimos. En muchas partes del mundo ha reinado la agitación económica. La escasez de suministros de bienes nos ha frustrado a muchos de nosotros. Los conflictos bélicos han creado una gran ansiedad. La violencia va en aumento, al igual que los suicidios, el abuso de drogas y los conflictos domésticos. Y la lista continúa…

Es grande la tentación de caer en una gran desesperación, con el constante aluvión de malas noticias haciéndonos creer que toda esperanza se ha ido. Y esta tentación no nos ofrece ningún resultado positivo. Entonces, ¿cómo podemos evitarla?

El consultor de liderazgo Tim Kight vio recientemente algo que aplica directamente a esta pregunta. Él dijo: «Si te obsesionas con lo negativo, simplemente alimentas tu frustración o miedo, lo que te lleva a tomar malas decisiones, lo que hace que estés aún más ansioso, enojado o asustado. Es una «espiral fatal». Presiona pausa e interrúmpelo. Redirige tu enfoque de lo negativo hacia lo productivo».

¿Te has quedado atrapado en una espiral de negatividad, o como lo llama Kight, la «espiral fatal»? Nos ha afectado a todos hasta cierto punto, pero hay maneras de evitar concentrarnos en el flujo interminable de malas noticias. Encontramos buenos consejos en la Biblia:

1. Desarrolla una mentalidad saludable. Podemos dejar que nuestras mentes se consuman por el flujo continuo de malas noticias e información, o podemos tomar la decisión consciente de enfocarnos en cosas más positivas y productivas. «No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta» [Romanos 12:2 NTV].

2. Concéntrate en cosas positivas y edificantes. Se ha dicho que no puedes evitar que los pájaros vuelen sobre tu cabeza, pero puedes evitar que construyan un nido en tu cabello. «Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio» [Filipenses 4:8 NTV].

3. Niégate a insistir en ideas malas y negativas. Vivimos en la era de la información y gran parte de la información que vemos y escuchamos puede ser destructiva en lugar de útil y edificante. Podemos elegir dejar de lado pensamientos e ideas contraproducentes. «Examínenlo todo; retengan lo bueno. Absténganse de toda especie de mal» [1 Tesalonicenses 5:21-22 RVC].

4. Elige la fe en lugar de la duda. Incluso cuando las circunstancias parecen sombrías, confiar en Dios puede llevarnos a la esperanza, un sentido de expectativa sincera y seguridad confiada frente al desánimo. «Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve» [Hebreos 11:1 RVR].

Cuestiones Para Reflexión/Discusión

1. ¿Cómo has estado lidiando con el constante bombardeo de noticias negativas e inquietantes?

2. ¿Qué piensas de la observación de que permitirnos detenernos en lo negativo puede ponernos en un «círculo fatal», un círculo de negatividad que conduce a la frustración, el miedo, la ira y las malas decisiones?

3. ¿De qué manera podemos combatir el entorno negativo en el que hemos estado viviendo durante tanto tiempo? ¿Cómo podemos cultivar una mentalidad saludable y positiva para guiar nuestras acciones y la toma de decisiones diaria?

4. ¿Estás de acuerdo en que una fe sincera y bien fundamentada en Dios, en Su soberanía y control divino sobre todas las circunstancias, puede ayudarnos a superar el círculo vicioso de la negatividad que parece afectar a tantas personas? ¿Por qué si o por qué no? ¿Cuáles son los desafíos para confiar en Dios en tiempos de gran desánimo y desesperación?

NOTA: Si tienes una Biblia y te gustaría leer más, considera los siguientes pasajes: Salmo 23:1-6, 100:1-5; Proverbios 12:25, 16:24, 25:25; Romanos 8:28; 1 Corintios 13:4-7

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: