LA VOCACIÓN DEL TRABAJO

El SEÑOR Dios tomó al hombre y lo puso en el Jardín del Edén para trabajarlo y cuidarlo. —Génesis 2:15

“Estoy trabajando todo el fin de semana”, o “toda la noche” decimos a veces. Está es una realidad de muchos que lo necesitan para vivir o sobrevivir; pero en el mayor de los casos esta por debajo de ser soportable.

A menudo nuestra mirada está puesta en esa escapada de fin de semana. Tener ese completo descanso nocturno donde recuperó vitalidad, o simplemente un rato de relax con la familia. Aún más, trabajar en ciertos ambientes pueden ser estresantes y provocar aún más un “5:00 pm antes de hora”.

Al principio del libro de Génesis vemos el sello de aprobación de Dios para el trabajo. Esto puede ser contrario a lo que hemos pensado acerca de paradisiaco cuadro del jardín del Edén. ¿No implicaría el «paraíso» el sol naciendo en el horizonte y poniéndose en el bello lago con colores maravillosos?

¿Te imaginas allí sentado con una jarra de jugo naranja o piña, un coco, o alguna de las bebidas fresca tropicales? Tal vez, pero también implicaba trabajo. Porque fuimos hechos a imagen de Dios, y Dios obró al crear el mundo, nosotros también tenemos dentro de nosotros una compulsión a crear y hacer: así qué hay mucho para trabajar.

¿Qué pasaría si Dios te pusiera en tu lugar de trabajo tal como Él colocó a Adán en el jardín? ¿Cómo sería para ti honrar a Dios en ese contexto? ¿Cómo sería encontrar alegría en el proceso desgastante del trabajo? ¿Cómo podrías responder a la invitación de Dios a amarlo a Él, al trabajo a la vez y la gente allí en el trabajo?

Dios, ayúdame a encontrar alegría y poner en alto mi valor, originalidad y creatividad; y emprender en esta vida honrándote mientras trabajo. Quiero que sea en mi vida más que un atardecer relajado.

Señor. Quiero que mi actitud sea positiva en el duro esfuerzo, los estresantes momentos, horas interminables o trabajo que no me gustan pero tengo que hacerlo por mientras; yo te honrare siempre. Señor ayúdame para seguir generando creativamente formas nuevas de trabajo donde te honre.

Mi Dios amado. Ayúdame a llegar al punto de realizarme y enorgullecerme de lo que hago; aún en lo que sencillo pero digno que me permites trabajar. Amén.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: