UN SOLO CUERPO

– En Cristo nosotros, aunque muchos, formamos un solo cuerpo, y cada uno miembro pertenece a todos los demás. —Romanos 12:5

Una bicicleta tiene muchas partes. El manubrio o timón nos ayuda a girar en las curvas o mantener la bicicleta recta mientras circulas cuesta abajo o en cualquier dirección. El sistema de las velocidades en las bicicletas que tienen control sobre el juego de piñones, pudiendo hacer cambiar con un toque de los dedos. Este no va ayudándo a subir con menos fuerza de pedaleo las cuesta o empinadas lomas; y nos ayuda también o tomar mayor velocidad. Los pedales que se conectan a los engranajes mueven la cadena y la rueda trasera. Y los frenos nos dejan poder parar cuando deseamos o la luz está en rojo. Si no tuviéramos uno de estos mecanismos, la bicicleta no funcionaría; o sería peligroso montarla.

Ahora piensa en tu familia, tu iglesia o incluso tu trabajo, o tal vez ese proyecto y empresa.

Hay quienes están dotados del don de administración; pueden organizar y crear sistemas. Hay otros más extrovertidos, siempre haciendo nuevas conexiones y emprendimientos. Algunos tienen un tipo más tranquilo de personalidad y la presencia cálida, ese tipo de personas te hacen sentir seguro. Otros son observadores, cautos con una personalidad conservadora que nos ayudan a ir a lo seguro y no lanzarnos imprudentemente en nuevas aguas.

Los pioneros equilibran la causa de emprendimiento con su voz decidida y tienden a desafiarnos , tener activada un tipo de fe conquistadora y salir de la barco, de la zona segura, incluso cuando es incómodo. Los tipos creativos imaginan hermosas creaciones y mapas mentales apasionados que honran a Dios y que nos inspiran a asombrarnos de la grandeza de Dios.

Luego están los tiradores directos que pueden mirarte en el ojo, y con ojo de tigre (experiencia acumulada) y decirte lo que necesitas escuchar. Si identificas y tienes a un tipo de persona en su familia, iglesia o lugar de trabajo, la diferencia sería notable. Las cosas probablemente se pondrían fuera de pista o ruta si no tienes la habilidad de manejar las relaciones con diversos perfiles de personalidades.

Así que nos queda orar, y decirle a Dios, ayúdame a reconocer y honrar la diversidad que tú has colocado en mi casa, iglesia y lugar de trabajo. Señor, dame la apertura, paciencia y desarrolla en mí la capacidad de poder ser parte con otros diferentes a mi y estar juntos en un solo cuerpo aprendiendo del valor único y sagrado de mi familiar, amig@, compañer@, colega, trabajadores en mi entorno o equipo y herman@ a mi lado. Amén

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: